Para tomar cualquier abismo
no hace falta el aviso,
y cualquier tren no es lo mismo;
que te ayude mi soprano

viaja el cierto con tal acierto
como el falso al desierto,
solo que el vagón desolado
bien lo toma el desvariado

ver con cariño las dunas
es por amor de la letra,
y luego de tanto intento
queda todo ambiguado

ansío tu mar ofuscado
sobre mi Arcángel rendido,
resuelve el espejismo
con las aguas del llovizno

no en asares censurados
de labios que no lo han visto,
más en el tiempo del recuerdo
a todo por cuánto, das valor

¿has sido santo de tus fieles
has lealtado al juzgado
o te ríes con los difuntos
que todo ha sido en vano?

uno a cuatro son las señas
que me parecen pantomima
te digo mi reina milena
yo te espero de corazón. -Stillzar