Había un llanero en su día
sobre las estepas inconsciente,
quien creyó despertar al poniente
y al aura profesó bien galante

recitó cual proponente:
ya no hay mal rimbombante,
y así la vida retomaste
porque Dios pudo descansarte.

En las nubes posas con el arte
cuantos pudieron señalarte;
no solo hoy, mañana y veces
tus zapatillas sin mojarse.

Porque de la razón abdujiste
y al diáfano también despojaste,
pontífice antojo que bailaste
como hace, quien quiere recrearse. -Stillzar

(alterno)
Porque de la razón se abduce
y al diáfano también se despoja,
pontífice antojo que se baila
así es, quien quiere recrearse. -Stillzar