Cuando no tengamos que creer, se develará el caos de nuestros motivos y la razón de nuestra existencia. -Stillzar