Solo Dios transforma.  Si cambias un milagro por el mundo natural, del mundo natural recibes la bendición.  Dos milagros, muchos te aplaudirán y una nueva bendición natural.  Tres milagros, se maravillarán y tendrás otra bendición natural.  Continúa, qué más da, si de todas maneras no te vas a llevar nada.  Fue un hermoso mundo natural, pero ahora:  ¿quién te va a recibir? -Stillzar Flames