Los fantasmas de las mieles
son el cincel de los templos,
descimbra los “justos fieles”
es el decir de los bardos,

cuando repican las gubias
en labios de la penuria
¿porque avivas la envidia
y con desdén te apresuras?
tampoco el juicio cambia
el odio con la marcha.

Y tu, ¡Sustenta el amor!
no el verbo de los rezos,
que confina el corazón
y el entendimiento.

¿Cual es la suma de los males,
la totalidad de los bienes?
y la entrelínea fue descrita
porque palabras tu mirada.-Stillzar