Cuando el fino árbol del bosque
es el recipiente de la flama,
verás entre copas del follaje
que grita entre la enramada.

El espera en el palenque
porque el fuego le susurra
en la chispa que se distingue
por arder alguna estrella.

¿Y quién ha visto en los leños
la semejante llamarada?
es de afuera hacia dentro
y solo cambia lo que cambia.

Así viaja la centella
alumbrando la nobleza,
y gracias por el deleite
gracias por decir mi nombre

Stillzar Flames

Advertisements